El cóctel de 2017: Chatbots enriquecidos con Inteligencia Artificial y Big Data

Cada vez más, nuestra interacción con los servicios de atención al cliente se desarrolla a través de chatbots dotados de inteligencia artificial (IA). Por esto, en este 2017, aquellas compañías que integren de una manera más eficaz y eficiente en sus chatbots la IA, junto a los sistemas Big Data necesario para alimentarla, tendrán un terreno abonado para ser más atractivas tanto para los usuarios como para las empresas y, por lo supuesto, para los inversores

Muy pocos ponen en duda que el Big Data son los cimientos en los que se sustenta cualquier organización que quiera desarrollar su actividad en el mundo digital.

Pero sobre estos cimientos es necesario construir una estructura de IA que les permita extraer conocimiento, el verdadero valor de los datos, pero que a la vez tengan capacidad de autoaprendizaje para poderse anticipar a las necesidades y expectativas de los usuarios finales. Vivimos en ecosistemas inteligentes con datos en tiempo real: Los dispositivos se “comprenden” más entre sí, y trabajan juntos en tiempo real para resolver situaciones más complejas en cada ocasión.

Los bots nos ofrecen a los consumidores una forma cómoda de conversación que nos permite llegar directamente a lo que necesitamos, pero que además pueden interactuar con nosotros de forma pasiva.

Mientras que entre los usuarios todavía se suscitan algunas dudas alrededor de AI, hay una curva acelerada de adopción natural del resto de nuevas tecnologías. Una organización que desee implementar adecuadamente un servicio de IA, primero deberá hacer una reflexión sobre los objetivos que persigue, además de estudiar como lo puede complementar con diferentes y creativas habilidades humanas, para maximizar su productividad.

Los usuarios cada vez están más informados y crece su escepticismo sobre el uso que, con fines comerciales, se está dando a su actividad en el mundo digital, por lo que son mucho más conscientes del valor que estos datos tienen.

Con chatbots, que no son otra cosa que programas que interactúan con nosotros a través de los servicios de mensajería instantánea, dotados de una verdadera IA – que sean más “humanos” en su comportamiento y se acomoden más a nuestra actividad cotidiana – los consumidores serán más receptivos a su uso, ya sea para jugar a Hits the Price, para informarse con Politibot en Telegram,  para hacer sus compras diarias con Alexa de Amazon o para transferir dinero usando un chatbot en Facebook; y, por lo tanto percibirán un valor en el uso que de su información se pueda hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s