A vueltas con #Twitter10k

En los últimos días las redes sociales, y en especial Twitter, han sido un hervidero, ante el posible cambio que el pajarito azul de San Francisco iba a introducir en su ADN, permitiendo que los usuarios puedan publicar tuits de más de 140 caracteres.

Un rumor que venía sonando desde finales del pasado mes de septiembre, cuando Re/code publicó una noticia al respecto, que se vio parcialmente confirmado por un tuit publicado por Jack Dorsey, CEO de la compañía, el 5 de enero de este 2016. Y ¿por qué parcialmente confirmado? Porque de facto, tal y como el propio Dorsey demostraba en su tuit, ya se podían publicar, aunque haciendo una pequeña “trampa”, mensajes con más de 140 caracteres.

¿Quién no ha publicado en un tuit una imagen con un texto integrado? ¿quién no ha utilizado un acortador de URL para poder incorporar dentro de un tuit una referencia a una página web? ¿No incluyen ya los tuits promocionados mucho más que 140 caracteres? ¿La nueva funcionalidad de encuestas no encierra ya esta posibilidad?

Un análisis más sosegado, de la poca información que existe al respecto, nos permite vislumbrar que, quizás, este movimiento de fondo tenga más que ver con una respuesta a las estrategias desarrolladas por el resto de redes sociales, ofreciendo funcionalidades adicionales para que los creadores de contenidos (editores, anunciantes y marcas) encuentren más interesante publicar contenido ad-hoc y de manera nativa dentro de sus ecosistemas digitales.

Si bien por todos es conocido el impacto que tiene Twitter para diseminar y viralizar contenidos relacionados con el instante informativo, según un estudio de agosto de 2015 dos de cada tres norteamericanos utilizan preferentemente esta red social para recibir noticias, o, para algo no tan conocido como, ser el generador de nuevas noticias e hilos de opinión; está claro que afronta un reto muy importante, en el aspecto de lograr que las historias tengan un ciclo de vida más largo dentro de su entorno.

De esta manera podrá empoderar su modelo de negocio, y ganar peso como lugar de referencia para los anunciantes y marcas en el desarrollo de campañas nativas de largo recorrido.

Al fin y al cabo, se tratará de una forma más de eliminar barreras a la creación de contenido,especialmente para aquellos que no tengan una página propia, que quieran usar esta nueva funcionalidad.

También es una nueva manera, dentro de su estrategia de largo recorrido de lanzamiento de nuevas funcionalidades, de reactivar una red que está teniendo dificultades en su crecimiento, como demuestran el descenso en un 46% de la proporción de usuarios de Twitter que utilizan el servicio todos los días, con relación a los que lo hacían en agosto de 2013, o que sólo el 23% de los usuarios norteamericanos de internet en el móvil utilice su app de manera habitual.

Está claro, al menos para mi, que Twitter no va a atentar contra una de sus señas de identidad, la de los mensajes cortos e inmediatos, pero la gran pregunta es ¿logrará cautivar de nuevo a la audiencia digital? Lo veremos en este 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s