¿Se acerca el final de los dinosaurios tecnológicos?

La compra de EMC2 por parte de Dell, en lo que ha sido la mayor compra tecnológica de la historia (67.000 millones de dólares), se enmarca en el intento de la compañía tejana por retomar un lugar preponderante en el ecosistema tecnológico y, lo más probable, por hacerse con un producto original y diferenciador como es VMware, muy dirigido a la virtualización de los entornos de trabajo y a la movilidad.

El negocio ya no es la venta de equipos, como demuestra la imparable caída que sufren los fabricantes tradicionales, en un mercado cada vez más copado por los cada vez más consolidados fabricantes asiáticos. Esto les exige reorientarse y todos han puesto sus ojos en el negocio de los servicios a empresas, siguiendo la estela de IBM, cuando ya hace diez años tomó esta decisión y vendió su división informática a Lenovo.

Curiosamente esta operación pone a HP en una situación comprometida, dado que su CEO, Meg Whitman, lleva tiempo sometiendo a la compañía a una traumática separación de sus negocios de informática y servicios, con la intención de hacer muy atractiva esta última parte de su actividad y venderla a buen precio.

Todos los analistas veían con buenos ojos la operación y vaticinaban a dos claros candidatos para dicha compra: EMC2 y Oracle; pero con el primero fuera de juego, el margen de negociación para Whitman, en la venta de su área de servicios, se ve seriamente mermado.

Dentro de poco, no sería nada sorprendente ver como Dell se deshace de su división de microinformática, dado que tendrá que soltar lastre ante el elevado endeudamiento que le ha exigido la compra de EMC2, y que centre su actividad en los servicios de almacenamiento, tanto físico como en la nube, la virtualización de entornos de trabajo y la movilidad.

Pero la pregunta clave es saber si será el mercado de los servicios a empresas la tabla de salvación para los dinosaurios tecnológicos o será una simple huida hacia delante y un intento de replicar, de nuevo, la estrategia de IBM, con lo que se volverá a producir una saturación de la oferta en este mercado.

Lo que está claro es que para sobrevivir en el ecosistema tecnológico actual, las compañías deben ser cada vez más flexibles, huir de megaestructuras piramidales y, por encima de todo, ofrecer servicios innovadores y que ofrezcan un valor diferencial a las empresas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s