El BigData: lo bueno, lo malo, el pesimismo y…

Según con quien hables, el BigData es la próxima gran cosa que está por pasar, está seriamente sobrevalorado o, simplemente, es algo demasiado confuso para lograrlo comprender. ¡El BigData va a curar la gripe! ¡El BigData eliminará los piojos! ¡El BigData demuestra en laboratorio que se puede superar el miedo y asco a los roedores!

Todos hemos leído grandilocuentes titulares sobre las bondades del BigData que dicen que hará del mundo un lugar mejor, sin embargo no se molestan en definirlo. Partiendo de que las estimaciones de los expertos predicen un gran crecimiento de la información digital y que la aplicación de procesos basados en el paradigma del BigData aportarán grandes beneficios para la humanidad en muchas vertientes, principalmente en las relacionadas con la generación de empleos productivo para los ejércitos de científicos de datos que se van a necesitar, muy pocos se han centrado en analizar desde una visión global e intelectual de las implicaciones, ventajas, riesgos y desafíos que el BigData tendrá para la sociedad.

Por otra parte, desde un punto economicista puro, está claro que el BigData se ha movido en números rojos en más de una ocasión últimamente, lo que explica por qué las últimas proyecciones sobre el BigData empiezan a intentar a analizar lo bueno, lo malo y lo desilusionante.

Comencemos por lo bueno. A comienzos de este año 2013, el gobierno del Reino Unido, presentó un estudio, realizado por la firma de investigación Ovum, en el que se indicaba el sentimiento optimista de los proveedores de soluciones BigData, pese al movimiento crítico que denuncia la sobrevaloración de este mercado.

InversiónPrevistaGartnerTI2012-2015

En este estudio Ovum analizó los mensajes de Twitter, compilados por DataSift, que trataban el sentimiento, las menciones y los datos publicados por las grandes corporaciones y los grupos de código abierto en 2012. Según Ovum, las menciones positivas sobre BigData superaron en 3 a 1 a las menciones negativas. Por alguna razón, el sentimiento negativo se disparó en noviembre, cuando se supo la noticia de los problemas de adquisición de la compañía de software Autonomy por parte de Hewlett-Packard.

“Los datos proporcionados por DataSift es un buen ejemplo de cómo la minería de medios sociales proporciona una instantánea útil de cómo la opinión de la gente reemplaza el papel que tradicionalmente asumen los grupos de enfoque de marketing”, escribió el analista principal de Ovum, Tony Baer en su blog el pasado 21 de enero.

Luego están los críticos. BigData ha estado plagado de bulos en los últimos meses, con algunas personas opinando que los defensores de esta tecnología han ido demasiado lejos y han prometido más de lo que puede ofrecer.

De acuerdo con el Gartner Hype, donde la firma de investigación ofrece una representación gráfica de la madurez y adopción de tecnologías específicas, el BigData ha alcanzado un “pico de expectativas infladas”.

CicloGartnerHype

Por último, el pesimismo. “Durante las últimas semanas se muestra que el BigData está cayendo en el seno de la desilusión”, escribió el director de investigación de Gartner, Svetlana Sicular, en su blog el pasado 22 de enero.

Parte del problema, según parece, es que las organizaciones están descubriendo que las herramientas disponibles hoy en día para el manejos de datos son muy difíciles de utilizar, en especial Hadoop. Según escribió Sicular “Hace unos días, un cliente de la industria financiera me dijo que establecer una pregunta adecuada para expresar una idea que cambia las reglas del juego es un gran desafío. En primer lugar determinar las múltiples opciones de respuesta a la pregunta; en segundo lugar, ver como descomponerla en sub-preguntas y, en tercer lugar, determinar la si son fiables incluso las respuestas de los consultados, se hace muy difícil”.

Así que después de lo bueno, lo malo y el pesimismo, ¿qué sigue? ¿la confusión?. Según un nuevo estudio de la Direct Marketing Association (DMA) y Neolane, un proveedor de tecnología de marketing,  ésta es la respuesta. La encuesta realizada a más de 250 vendedores en una variedad de industrias muestra que el 60% de los encuestados no tiene – o no saben si su empresa tiene – una estrategia de BigData. Además, más del 80% de los encuestados dicen que están “poco preparados” para hacer frente a nuevos procesos y el cumplimiento de normas relativas a la gestión del BigData.

GraficoConfusion

Una posible solución a esta situación que aportan los especialistas, aunque costosa para las organizaciones, es contratar a un equipo de grandes gurús de datos para gestionar sus operaciones de BigData. Pero no es para todos “Mientras que algunas organizaciones están planeando contratar a los científicos datos para gestionar los datos de los clientes, no todos se pueden permitir ese lujo”, declaró Stephan Dietrich, presidente de Neolane.

La conclusión es que BigData está en su infancia y las organizaciones aun están lidiando con lo que significa este término. Las promesas rara vez coinciden con la realidad, por supuesto. Pero una vez que el ruido de los bombos y platillos se apaga, las organizaciones aún tienen que aprender las mejores maneras de:

  • Manejar el volumen de datos, en rápida expansión.
  • Aumentar la velocidad de proceso.
  • Integrar la variedad de información.

Por lo tanto ¿no sería la mejor alternativa para las empresas entrenar a sus propios equipos de especialistas en el manejo de BigData?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s